lunes, 22 de septiembre de 2014

Bajo los tilos


Los tilos son árboles de buen volumen de crecimiento y que llegan a vivir hasta los novecientos años, alcanzando entre veinte y cuarenta metros de altura, con fustes rectos de hasta un metro de diámetro. Sus flores en racimos amarillos son muy aromáticas y son conocidas por sus propiedades curativas, siendo usadas también como tranquilizantes al prepararse en forma de infusión llamada tila.



Eso es lo que nos da la lectura  de Bajos los tilos de María José Moreno. Una tranquilidad placentera ante una historia romántica, no exenta de cierto suspense muy bien administrado y con una dosis de unos hechos sociales propios de la España de finales de los años sesenta del siglo pasado.
Elena fallece en el avión que la traslada de Madrid a Nueva York. Ni siquiera su familia sabía que había emprendido ese viaje. Elena tiene un gran secreto… Cuando su hija María recibe la trágica noticia se introduce en una espiral de preguntas sin respuesta ¿Qué hacía su madre en ese avión?, ¿por qué iba a Nueva York?, ¿por qué no se lo había contado a nadie?... Preguntas que la sumergen en una difícil y tenaz búsqueda en el pasado de su madre hasta conocer sus más íntimos, oscuros y dolorosos secretos.
Siempre me he preguntando, y aún lo sigo haciendo, qué es lo que cada unos sabemos de nuestros padres ¿Qué hicieron cuando nosotros no existíamos aún? ¿Cómo fue su infancia? ¿Qué amores tuvieron antes de conocerse? ¿Cómo fue en realidad su relación de pareja? En realidad solamente sabemos aquello que ellos nos han querido contar quedando entre niebla muchas cosas.
La muerte de Elena en el avión que le traslada a Nueva York, le plantea a su hija María una serie de preguntas de por qué hacía ese viaje al encontrar entre sus pertenencias una postal fechada el día de los enamorados de hace unos años y que ella llevaba consigo. Ese el motivo para que empiece a investigar en el pasado de su madre. Está claro que no conocemos a las personas que tenemos a nuestro lado de una forma total y absoluta, ni siquiera a nuestros propios padres que no nos cuentan todos los detalles que han sucedido en sus vidas.
Bajo los tilos esta narrado en primera persona lo que hace de ella una novela con un tinte emocional, llena de sentimientos con todos sus personajes volcados en ellos. Al principio estos personajes están poco definidos, intuyéndose solamente como son, aunque según avanza el relato irán poniendo sus cartas sobre la mesa para que podamos descubrir su verdadera personalidad.
María tiene veintiocho años. Vive en Valladolid y trabaja en un bufete de abogados del que espera pronto llegar a ser socia. Está casada con Gonzalo del que está profundamente enamorada. Y está embarazada de una niña a la que va a poner el nombre de su abuela. Ese embarazo está siempre muy presente en la novela y le sirve a María para ponerse en el papel de madre para poder comprender a la suya, teniendo otro punto de vista diferente al de hija. El nacimiento de la pequeña dará la solución al misterio y va a servir de reconciliación con su padre y de éste con su hermano mayor.
Bajo los tilos está protagonizada por personajes normales que, gracias a la prosa cuidada y conmovedora de María José Moreno, conectan perfectamente con el lector que avanza de forma fácil por su lectura por su cercanía. Son personajes reales y llenos de contradicciones que van del amor más grande al odio más intenso entre ellos, haciéndonos disfrutar y sufrir.
Es el primer libro que leo de María José Moreno y tengo que confesar que no será el último. He tenido la sensación de querer leer más, de profundizar más en la historia. Ese es el único pequeño pero que le puedo poner al libro pues pienso que es demasiado corto y que podría haberse profundizado más y descrito algunas historias paralelas a la principal. Pero como digo es un pero ínfimo porque el relato me ha gustado mucho y ha tenido como consecuencia el volver a hacerme preguntas por el pasado de mis padres que no conocí en su momento y ahora ya no puedo preguntarles. Y además, ¿quién soy yo para decir a un autor cuan larga tiene que ser la historia que él ha querido escribir?
Como las hojas que caen del tilo que al caer al suelo y descomponerse proporcionan a la tierra un humus de alto contenido mineral y nutrientes necesarios y muy útiles para ella, esta novela nutrirá de emociones y sentimientos a todo aquel que lea sus páginas y le abrirá la curiosidad por saber y averiguar qué es lo que pasó en la vida de nuestros seres más queridos y por qué no nos lo quisieron contar.